Cambiar bañera por un plato de ducha

Cambiar bañera por un plato de ducha

Entre las reformas de baño que puedes decidir hacer el cambio de bañera por plato de ducha es una de las más significativas a nivel visual y aporta grandes ventajas.

Este tipo de obra, que en principio puede resultar complicada, te permite ahorrar y aprovechar mejor el espacio en caso de que sea un baño pequeño. También son mucho más accesibles para personas con dificultades de movilidad, puesto que son muy versátiles y se adaptan a cualquier estilo. Además, existen infinidad de modelos con excelente calidad y precio en el mercado.

¿Qué debes tener en cuenta al cambiar la bañera por un plato de ducha?

La decisión de sustituir la bañera por un plato de ducha hará que tu baño luzca totalmente diferente. Eso sí, tienes que considerar que conlleva algunos otros cambios que ayudarán a que tu espacio tenga mayor confort y comodidad y servirán para reforzar el estilo y darle personalidad a tu ducha.

  • Antes
  • Después

En este baño, se reformó todo, pero el cambio de la bañera puede hacerse sin una reforma completa.

Coloca unas mamparas a medida:

Debes adaptarlas al tamaño del plato de ducha y los tamaños más comunes son: 120 cm, 140 cm y 160 cm. Las mamparas de cristal marcan tendencia porque proyectan elegancia y estilo. Actualmente puedes escoger entre los modelos de mamparas fijas de una o dos puertas batientes con perfil de aluminio que ofrece Hüppe, además de que ofrece la posibilidad de aplicar alguna decoración u opacidad al cristal.

Igualmente, te será de gran provecho mirar las colecciones de la marca Profiltek, ya que dispone de gran variedad de modelos de mamparas correderas, fijas, abatibles, plegables e incluso asistenciales, pensando no solo en la estética y la elegancia, sino también en la practicidad.

Actualiza la grifería:

La grifería cumple con un propósito funcional pero también sirve para darle personalidad a tu ducha, pero recuerda combinarla con el resto de la grifería de tu cuarto de baño. Si deseas reforzar un estilo minimalista pero de última tecnología, te recomendamos la grifería y artículos accesorios de Nobili.

Si cuentas con un presupuesto limitado, las opciones de grifería que ofrece la marca Roca son idóneas porque combina alta calidad y ahorro, además de que aportan brillo y elegancia.

Mejora el estilo del revestimiento de tu ducha:

Si te decidiste por un cambio de bañera por plato de ducha lo más seguro es que debas trabajar y revisar el revestimiento. Actualmente existen muchas opciones en el mercado, pero la cerámica es de las más económicas, cuenta con diferentes diseños y en multitud de colores. Lo normal en este obra es no encontrar un azulejo igual al del baño pero existen muchos modelos y formatos grandes para que se puede optar por cubrir con un nuevo revestimiento toda la zona de ducha. Las opciones son infinitas, gresites, azulejos texturizados, imitación madera, ... se trata de buscar el que mejor combine con el azulejo ya instalado o que destaque. Y si ningún revestimiento se adapta, podemos optar por paneles del mismo material, color y textura que el propio plato de ducha creando una zona de baño muy útil y de fácil limpeza.

Optar por un revestimiento tipo gresite, con fondo beige diferencia el espacio de baño y aporta continuidad.

Renovar también sanitarios y lavabo:

¿Quieres ir un poco más allá con la reforma de tu cuarto de baño? Si el presupuesto te lo permite, renueva tu sanitario y el lavabo. Así conseguirás un cambio más radical y todos los elementos estarán en perfecta armonía.

Las marcas que te sugerimos son Roca y Mundilite por la variedad, la practicidad y la calidad de cada uno de los modelos que ofrecen.

¿Qué tipos de platos de ducha tienes para escoger?

Ahora que ya sabes cuáles son los elementos que es importante considerar para la renovación puedes escoger acertadamente el plato de ducha que mejor se adapte a tus necesidades. Aunque tienes diferentes opciones, las características imprescindibles son: antideslizante y antibacteriano.

A día de hoy también son tendencia los platos de ducha extraplanos o platos de ducha a ras de suelo. Aquí tienes acceso a un excelente catálogo de platos de ducha entre los que puedes encontrar:

Platos de ducha acrílicos:

A precios muy competitivos podrás disfrutar de ventajas como la ligereza, la resistencia y la calidez que ofrece este plato de fibra de vidrio. Eso sí, debes asegurarte que el proceso de instalación del plato sea óptimo para que quede bien fijado y no se deslice con el tiempo. Además, deberás llevar especial con los posibles arañazos.

Platos de ducha cerámicos:

Su uso es muy común gracias a su bajo coste, su durabilidad y su resistencia a los arañazos. Si te decantas por estos presta atención a la textura, ya que pueden resultar resbaladizos.

Platos de ducha de resina o carga mineral:

Este tipo de plato de ducha está entre los más recomendados por su dureza, ligereza, versatilidad, ser agradables al tacto y ser muy poco resbaladizos. Además, son de los más finos y puedes pedirlo a medida y elegir la textura o el color.

Platos de ducha de piedra natural:

Los hay de pizarra y de mármol, ofreciendo una gran cantidad de colores y texturas para escoger. Son antideslizantes, muy duraderos, resistentes a los arañazos y elegantes, sin embargo el precio es un tanto elevado. Además, su colocación debe hacerse con precaución para no romperlo.

Platos de ducha de obra o gresite:

Usar las pequeñas piezas de gresite te permitirán proporcionar a tu ducha una apariencia personalizada. Además son antideslizantes y adaptables a cualquier espacio, incluso puedes colocarlos a ras del suelo. Eso sí, su instalación debe ser muy meticulosa para que queden bien pegadas.

Platos de ducha de acero esmaltado:

Su durabilidad y resistencia son las principales características de este tipo de platos de ducha. Igualmente, aportan a tu estancia elegancia y modernidad.

¿Cuánto cuesta cambiar la bañera por un plato de ducha?

El precio puede variar en función del tipo de materiales que decidas usar, ya que los hay económicos y con excelentes prestaciones, pero también más costosos y capaces de garantizar resultados óptimos. Igualmente, puedes incluir en el presupuesto los muebles de baño y los accesorios de la ducha. Finalmente todo dependerá de con cuánto dinero cuentes para cambiar la bañera por una ducha.

En este sentido, lo más recomendable es acudir a profesionales para que te den las orientaciones necesarias y que por supuesto realicen el trabajo en los tiempos adecuados y con una excelente gestión de los recursos, algo que sin duda tendrá una incidencia importante en el presupuesto total de la reforma de baño.

¿Necesitas más detalles o tienes dudas? Pídenos presupuesto sin compromiso y resolveremos tus dudas.